Aprendé a profesionalizar tus operaciones y reducir tu tiempo de despacho a 24 horas siguiendo estos simples consejos.

¡Tu tiempo vale! Organizarlo de manera eficiente va a ayudarte a llevar tus productos al correo a tiempo, mantener una buena reputación y aumentar tus ventas. Te mostramos los siete puntos a tener en cuenta para empezar a profesionalizar tu negocio hoy mismo.

    1. No publiques productos que no tengas en stock

      Tu tiempo de despacho comienza a correr al realizar una venta y, si no tenés stock, no podrás garantizar una rápida disponibilidad del producto. Esto retrasará el despacho e impactará negativamente en tu reputación.

      Sé detallista a la hora de cargar tus publicaciones, completá la ficha técnica, sumá variaciones de producto (por talla, color, etc) y actualizá la cantidad de ítems disponibles.

      De esta forma tendrás automatizado el stock y sabrás cuándo necesitás reponer tus productos.

      ¿Tenés poco tiempo? Integrate y gestioná tus ventas de forma masiva.

    2. Organizá tu día con un horario de corte

      Tener un cronograma ordenado es imprescindible para hacer un uso eficaz del tiempo. Agrupá las ventas del día y determiná un horario para llevarlas todas juntas al correo.

      Lo ideal es organizarse en función del horario de cierre de tu sucursal de correo más cercana, calculando cuánto tiempo te va a llevar armar los paquetes del día. Revisá el horario en el que haya menos gente con Google Maps y así reducir tu tiempo de espera en el correo.

    3. Despachá la mayor cantidad de productos posibles el día que se vendieron

      Acumular paquetes es una tentación, pero acostumbrarse a hacer envíos todos los días (¡aunque haya un solo ítem!) es una buena forma de automatizar procesos y evitar que tu reputación se vea afectada.

  1. Cuidá la apariencia de tu paquete, aunque estés apurado

    Ponerle empeño al embalaje tiene ventajas que valen los minutos extra. El paquete es la imagen de tu marca, y que esté bien armado se refleja directamente en la percepción de calidad que va a tener el comprador de tu producto. Además, armarlo con cuidado garantiza que lo que estés enviando llegue a destino en perfectas condiciones.

  2. Por cada venta, armá un único paquete, con una sola etiqueta

    Garantizá que tu comprador reciba los productos al mismo tiempo en un mismo paquete. De esta forma la experiencia será positiva y prolija. Aprendé cómo etiquetar tus ventas.

  3. Considerá comprar una impresora de etiquetas

    Si el caudal de ventas lo amerita, la impresora térmica es una buena aliada para agilizar los tiempos de etiquetado. Imprime a alta velocidad sobre papel autoadhesivo y te ayudá ahorrar tiempo en el armado de tus paquetes.

  4. Consultá el portal de ayuda

    Ahí encontrarás las respuestas a las preguntas más frecuentes.


¿Te sirvió esta nota? ¡Compartila ahora!