Categoria

Mercado Libre

Introducción a Mercado Libre

Conocé la lógica de Mercado Libre y emprendé tu negocio

Tu rol en la cadena de valor

La cadena de valor es la sumatoria de actividades desde que se fabrica el producto hasta que el consumidor lo utiliza.

Es muy importante conocer y entender cuál es tu rol dentro de la cadena de valor de tu producto porque permite trabajar en dos aspectos:

  • Creación del valor.
  • Integración del valor.

En el proceso del comercio electrónico, algunos eslabones de esta cadena de valor, según el negocio de cada uno, son:

  • Fabricante.
  • Mayorista.
  • Distribuidor.
  • Sistema de envíos.
  • Atención post venta.
  • Marketing y ventas

La creación del valor

Cada participante de la cadena va a otorgar, en función de su rol, un valor determinado. Por ejemplo:

Fabricante:

  • Diseño del producto.
  • Disminución de costos.

Distribuidor:

  • Tiempos de entrega.
  • Costos de entrega.

Haciendo un análisis de tu propia cadena de valor vas a poder ver cómo y dónde tenés una oportunidad de sumar valor. Si dentro de la plataforma Mercado Libre hay 2 o 3 vendedores que están vendiendo el mismo producto que vos bajo las mismas condiciones, tenés que encontrar cómo diferenciarte construyendo una oferta distinta a tu competencia.

La integración del valor

La integración de valor es mucho más amplia, ya que tenés que integrar tu operación con las operaciones de tu ecosistema. Cuando te integrás hacia adelante, hacia el consumidor, te integrás con Mercado Libre haciendo, por ejemplo, una orden, automatizando una publicación. Pero también tenés que integrarte hacia atrás y a los costados, con tus proveedores y con tus operadores de logística.

Entender esta dinámica nos permite crear una operación capaz de escalar. Es importante entenderla porque no hay forma de ingresar al comercio electrónico si no incrementás la velocidad de tu organización. Por ejemplo, cuando en Mercado Libre hay fechas especiales como Cyber Monday o Hot Sale, y aumenta la cantidad de usuarios buscando productos en la plataforma, las compras se disparan y no podés incrementar el equipo y las personas por esos 5 días cada vez que hay una fecha especial. Por eso tenés que organizarte con el personal que tenés y equiparar la construcción de valor como la integración.

Producto Mínimo Viable

Para poder pensar la integración, primero hay que pensar cuál es el Producto Mínimo Viable. Para definirlo hay que dividir entre 2 tipos de variables:

  • Variable de Stock: son aquellas variables que no se modifican proporcionalmente en función del tamaño de la operación. Aunque cambie la medida de la operación, esa variable va a permanecer casi estática, como por ejemplo las publicaciones. Si publicás 400 o 500 productos de tu empresa, no se van a modificar en función a la medida de la operación. Podés vender más o menos sin que las variables como el precio o el título se tengan que modificar.
  • Variable de Flujo: son las variable que cambian en función del incremento de la operación. Por ejemplo las órdenes, a mayor venta más órdenes vas a tener que cargar y procesar.

Lo ideal es tener una integración completa y que lo que pase en Mercado Libre se vea en tu sistema y viceversa. Ese camino de construcción debe tener como base un Producto Mínimo Viable y definirlo te va a permitir elegir las alternativas de integración que van a ser funcionales a tu negocio. Por ejemplo, si vas a hacer una integración propia (in house), si te vas a apoyar en un integrador externo o si vas a hacer un mix de ambos.

Para poder definir qué integrador o en qué tipo de integración te tenés que apoyar para poder llevar tu negocio adelante tenés que tener claro:

  • Tu volumen de la operación.
  • Las variables de Flujo.
  • Las variables de Stock.
  • Cómo funciona tu ecosistema

—–
Aprendé más sobre este tema leyendo estas notas: