Expandir tu negocio te enfrenta a grandes decisiones, y una de ellas es decidir cuándo financiarte. Repasamos qué tener cuenta antes de aceptar un préstamo.

¿Cuándo conviene tomar un préstamo?

Antes de aceptar una línea de crédito para tu empresa, es importante que definas en qué vas a invertir el dinero: comprar stock, ampliar tu local, abrir un nuevo punto de venta, etc.

Analizar la estacionalidad de tu negocio (es decir, detectar en qué fecha se disparan las ventas de los productos o servicios que comercializás) te ayudará a decidir cuándo es el mejor momento para dar este paso.

Por ejemplo, antes de que llegue esta época clave podés usar tu préstamo para contratar más empleados y así agilizar la gestión, o realizar campañas de marketing digital para atraer nuevos clientes.

También podés realizar una inyección de capital de cara a las fechas especiales del comercio electrónico -transversales a una gran mayoría de las verticales- como Hot Sale, Black Friday, Cyber Monday, Día de la Madre, del Niño, etc, sumando personas a tu equipo para embalar los productos, hacer los envíos o responder preguntas en esos días picos de venta.

La experiencia demuestra que durante estas jornadas, en solo tres días, las empresas tienen la posibilidad de alcanzar la facturación de un mes entero. Aceptando un crédito antes de esas horas cruciales, tu negocio puede llegar mejor preparado para responder a los picos de demanda.

Costos

Sabemos que el costo financiero es uno de los primeros puntos que evalúan los vendedores a la hora de financiarse. Aún así, son muchos los que cometen el error de poner la lupa en la tasa de interés (TNA), y no el monto total que se terminarán devolviendo cuando finalice el préstamo. Esto puede incluir otros gastos capaces de engrosar la cuenta final como los saldos sobre seguros, gastos administrativos, de retiro o aceptación.

En Mercado Crédito, ofrecemos préstamos con costos 100% transparentes. Solo te cobramos la tasa de interés y el impuesto correspondiente (IVA). Así, desde el momento en el que aceptás nuestra oferta, podés saber el valor exacto y fijo de cada una de tus cuotas.

Tené en cuenta que si estás registrado como persona jurídica podés descontar el valor del IVA y de IIBB, ya que están discriminados en tu factura de Mercado Pago.

Rapidez

A veces, esperar hasta que te aprueben una solicitud de préstamo o contar con liquidez de manera inmediata después de haber aceptado una oferta puede marcar la diferencia entre aprovechar o pasar por alto una oportunidad para tu negocio: hacer publicidad online para vender más en una fecha especial, renovar maquinaria, pagar al contado a un proveedor y conseguir descuentos, etc.

Una vez que tomás un préstamo de Mercado Crédito, tenés el dinero en tu cuenta de Mercado Pago en el momento para realizar pagos online o con tu tarjeta prepaga, o bien para retirarlo a tu cuenta bancaria y recibirlo en máximo 1 día hábil.

Control y facilidad de pago

Para que cancelar tu préstamo en tiempo y forma te resulte mucho más fácil, en Mercado Crédito diseñamos las ofertas en función del historial de tus ventas para que puedas devolver el dinero al mismo tiempo que tu negocio avanza.

Además, desde la sección Mercado Crédito de tu cuenta de Mercado Pago tenés la posibilidad de controlar en todo momento cuándo se debitarán las cuotas del mismo y cuántas te faltan para terminar de devolverlo.

Tené en cuenta que todas ellas se descuentan automáticamente del dinero de tu ventas en Mercado Pago cada 30 días corridos, y que la primera se debitará sin que hagas nada cumplido este plazo después del otorgamiento. Por ejemplo, si recibiste el préstamo en tu cuenta de Mercado Pago el 8 de abril, el 8 de mayo pagarás la primera cuota, el 7 de junio la segunda y así sucesivamente.

Asimismo, y si así lo quisieras, tenés la opción de cancelar tus cuotas de forma anticipada.

Tomando tu primer crédito vas a estar dando un paso importante para expandir tu negocio y aumentar tu facturación. Y recordá que cuanto más vendas, mejores van a ser las ofertas de préstamo que vamos a poder hacerte en el futuro.


¿Te sirvió esta nota? ¡Compartila ahora!