Si ya etiquetaste todos los productos, ahora resta armar las cajas para dárselas al transportista y que podamos recibirlas en nuestro Centro de almacenamiento. Te ayudaremos con este paso a paso para que puedas capacitar al embalador de tu operación.

1. Armá las cajas,
respetando color o modelo de los productos

Usá cajas separadas para productos de distinto color, talle, modelo, etc.

Agregá relleno para proteger a los productos de cualquier movimiento brusco durante el transporte.

2. Contá cuántas cajas
vas a enviar

Es importante saber cuántas cajas se armaron para que el encargado del panel pueda imprimir la cantidad necesaria de etiquetas.

3. Pegá una etiqueta
en cada caja

Esta etiqueta nos permite saber a qué envío y vendedor pertenecen los productos que están dentro de la caja. Es por eso que debe estar bien visible, sin manchas y pegada a un costado del embalaje. Si reutilizás cajas que ya tienen otro código, tachalo para no confundir la operación.

Si tenés algún producto que no tenga sentido meter dentro de otra caja (ya sea por el embalaje original o por el tamaño), pegá la etiqueta de caja junto a la etiqueta del producto.

Siempre recordá respetar el peso y las medidas permitidas.


¿Te sirvió esta nota? ¡Compartila ahora!