Una vez que recibas tu crédito, llega el momento de usarlo de manera estratégica. Te damos ideas para que decidas en qué invertir y consejos para organizarte mejor.

En algún momento de su ciclo de vida, la mayoría de los negocios se enfrentan a la necesidad de recurrir a financiamiento externo para pasar a la siguiente etapa de su desarrollo. Si éste es tu caso, y aceptaste un préstamo de Mercado Crédito para seguir impulsando tu crecimiento, es importante que te asegures de usar el dinero de manera estratégica.

Para que inviertas de la mejor manera, te damos algunas ideas:

1. Aumentá tu stock

Generalmente invertís en stock cuando te estás quedando sin él. Una buena estrategia a la hora de recibir un préstamo es comprar mercancías antes de una fecha especial como, por ejemplo, Hot Sale, Black Friday y Cyber Monday. Esto puede permitirte facturar, en pocos días, lo que venderías en un mes entero.

Además, con el dinero de tu crédito también podés llegar a mejores acuerdos con tus proveedores. Muchos de ellos ofrecen importantes descuentos a quienes compran una mayor cantidad de inventario o pagan por adelantado.

2. Comprá máquinas y equipos

Accediendo a financiación también tenés la posibilidad de comprar maquinaria que te permita aumentar tu capacidad de producción, al mismo tiempo que optimizás los costos. Con equipamiento propio, además, podés darle a tus productos una impronta propia, reducir la dependencia con tus actuales proveedores y diversificar tu línea de productos.

Todas estas acciones pueden ser el puntapié para que logres cubrir nuevos mercados a los que antes no tenías acceso. Tené en cuenta que aumentando la eficiencia de tu proceso productivo, vas a ganar tiempo para dedicarte a otros aspectos igual de importantes para que tu negocio siga avanzando.

3. Abrí nuevos puntos de venta

Un préstamo puede convertirse en el primer paso para que tu negocio se expanda y sume nuevos canales de venta. Podés usar tu dinero para abrir un nuevo local en una zona estratégica -en la que tengas una mejor llegada a tu público objetivo-, o destinarlo a ampliar o reformar el o los que ya tengas para brindar una mejor atención al cliente.

Otra opción es usar el crédito para lanzarte a la venta online. Según el último Estudio Anual de Comercio Electrónico de la CACE, un 90% de los argentinos conectados ya compró alguna vez por Internet y todo indica que esta tendencia seguirá en ascenso.

Si tu marca todavía no tiene una tienda virtual, con una inversión muy baja tenés la posibilidad de desembarcar en el universo digital, y recibir clientes las 24 horas días los 365 días del año.

Con Mercado Shops, sin conocimientos técnicos y en muy pocos clics, podés crear tu primera tienda online con un diseño 100% personalizado y gestión unificada con Mercado Libre. Tené en cuenta que el dinero de tus ventas lo recibirás en la misma cuenta de Mercado Pago que usás para recibir tus cobros dentro del marketplace.

4. Marketing digital

Invirtiendo una parte o la totalidad de tu préstamo en campañas de publicidad online en las plataformas en las que se encuentra tu audiencia (Mercado Libre, Google, Facebook, Instagram, etc) también podés salir a conquistar nuevos clientes y dar un importante paso adelante para hacer crecer tus ventas.

Los vendedores de Mercado Libre y Mercado Pago que confían en nuestros préstamos aumentan sus ventas en un 85%, y un 80% de ellos vuelven a tomar otro crédito para seguir expandiéndose.

Dependiendo del estadío en el que se encuentre tu empresa, siempre habrá una manera más acertada de usar tu crédito. Analizar este aspecto te ayudará a explotar al máximo esta oportunidad única para tu negocio.


¿Te sirvió esta nota? ¡Compartila ahora!